Este número marca un antes y un después en cuánto a su presentación y mejora organizativa del fanzine.
Ahora una profesional del diseño se encarga de la maquetación y las ilustraciones y una filóloga de las correcciones de los artículos. De igual modo, seguimos poniendo los chistes malísimos dibujados peormente.

[gview file=»http://dl.dropbox.com/u/20576313/Febrero_2011.pdf»]